miércoles, 25 de marzo de 2015

ACEITE ESENCIAL DE CIPRES









El Ciprés (Cupressus semervirens), es un árbol originario del Mediterráneo Oriental y Oriente Medio, aunque su cultivo está muy extendido en la zona mediterránea y el centro de Europa.

El aceite esencial de Ciprés está principalmente indicado para la congestión venosa, por lo que es muy usado para tratar trastornos venosos como las varices. Es antiinflamatorio y venotónico (activa la circulación sanguínea venosa), por lo que se recomienda especialmente para los trastornos relacionados con la mala circulación sanguínea, como varices, hemorroides…

Además, mejora el drenaje linfático.

Es muy efectivo su uso para tratar celulitispiernas cansadasretención de líquidos y en tratamientos reductores.

Tiene propiedades astringentes y tonificantes, y es refrescante. Muy beneficioso en casos de acnéseborrea pieles grasas.

También es beneficioso aplicado sobre el cabello, estimula su crecimiento y ayuda a frenar la caída.

Por su acción antiviral y antiséptica, está indicado, en uso tópico, en heridas varicosas, herpes y verrugas.

Es regenerador, cicatrizante, ayuda al crecimiento de las uñas y es un desodorante natural.

 Destaca su uso en aromaterapia. Se puede usar en difusor o diluirlo en la bañera o en cremas/otros aceites. Además, su aroma influye en nuestro estado de ánimo: tiene la propiedad de calmar el estado nervioso y de crear un ambiente limpio, refrescante y alegre.

Su fragancia lo convierte en un estupendo producto para elaborar inciensos, productos limpiadores, velas aromáticas…

 Contraindicaciones del uso de este aceite esencial:
. Aunque no se considera tóxico, no se aconseja su uso durante el embarazo.
. Es aconsejable diluirlo siempre en lugar de aplicarlo directamente.
. No ingerir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada